Extremadura, energéticamente autosuficiente

Extremadura es una región interior de España, parte y fundamento de su historia. En el sistema energético, también compartimos con el resto de los españoles todas sus circunstancias, incluida la dependencia externa en energías primarias (petróleo, carbón, gas y uranio), superior al 90 por ciento y compartiendo sus riesgos y sus compromisos.

En términos energéticos, como en otros, es una de las regiones de España (y de Europa) que han sido tratadas peor y más injustamente. Produce 4,27 veces más energía eléctrica que la consumida: de los 17 147 GWh generados en el año 2008, solo consumió 4 020 GWh. Por el lado contrario, Madrid generó 507 GWh y consumió 31 823 GWh, osea 63 veces más que lo producido. De verdad que me parece escandaloso; generamos 34 veces más que Madrid y consumimos 8 veces menos. Naturalmente, eso es consecuencia, sobre todo, de la ubicación en nuestro territorio de la mayor central nuclear de España, la de Almaraz, con sus 2 000 MW de potencia generando electricidad sin parar (16 098 GWh en 2008); para los madrileños, claro.

 

 

En cuanto a combustibles, somos –por ahora- como los demás. No hay recursos convencionales en el territorio; no tenemos, carbón, petróleo ni gas natural y lo  tenemos que comprar fuera de España,.

En cambio, en Extremadura, estamos bastante bien situados en cuanto a recursos energéticos renovables. De hecho, tenemos bastante sol, de biomasa no estamos mal, la hidráulica también funciona convenientemente en esta región, y hasta el viento no nos falta.

De cara al futuro , qué capacidad que tenemos en Extremadura para autoabastecernos de electricidad con energías renovables, y cómo hacerlo.

Lo primero de todo es utilizar eficientemente la energía disponible, incluida la natural, con edificios correctamente diseñados y construidos para aprovechar las energías naturales, sol, viento, temperatura ambiente, radiación nocturna, etc. Y, cuando no quede más remedio, usar la electricidad o los combustibles con el mayor rendimiento posible. No es difícil; ya hay en el mercado dispositivos (frigoríficos, lavadoras, lámparas, etc.) de alto rendimiento que permiten hacer lo que proponemos.

Pero podemos hacer más; en nuestras casas y en nuestros negocios y empresas:

Calentar el agua con energía solar es tan evidente que no debería ser necesario decirlo. Sin embargo, no lo hacemos suficientemente; en toda España.

Generar electricidad a nivel particular es, en España, un magnífico negocio; algo parecido a un plan de pensiones. Lo puede hacer todo el mundo; solo es necesario tener algo ahorrado de dinero y armarse de paciencia con las dificultades administrativas.

En cuanto al sistema eléctrico general, Extremadura se está convirtiendo en la segunda región de España en instalaciones solares de generación de electricidad a partir de la concentración de la componente directa de la radiación que nos manda el sol todos los días. En la web de la asociación PROTERMOSOLAR (www.protermosolar.com) pueden consultarse de forma actualizada las plantas solares termoeléctricas en funcionamiento y en construcción.

El viernes pasado (13 de Noviembre) el Gobierno ha aprobado 2 339 MW de nuevas plantas de este tipo, de las cuales 19 se ubican en tierras extremeñas. Es una buena noticia. Eso significa que en un año o algo más habrá en Extremadura 950 MW de electricidad solar térmica (el equivalente en potencia a una central nuclear), generando 1 500 GWh al año que no está nada mal. Entiendo que todas estas plantas en construcción se harán realidad y funcionarán correctamente durante, al menos cuarenta años.

Un ejemplo mundial: autosuficiencia eléctrica sin contaminación

Extremadura puede convertirse en la primera región española y europea que genere con sus propios recursos toda la electricidad que utilizan sus ciudadanos. Sobre todo si se consigue la complicidad necesaria para que utilicen solamente la electricidad imprescindible para satisfacer sus auténticas necesidades.

Al día de hoy,  los 4 020 GWh de electricidad que se emplean en Extremadura se pueden conseguir con 2 100 MW de solar termoeléctrica y la administración autonómica ya ha previsto conexiones por 3 500 MW. Evidentemente si contribuye también la fotovoltaica, la eólica, la hidráulica y la biomasa se puede formar un mix razonable de todas las renovables con los correspondientes niveles de hibridación y almacenamiento que permitirían a Extremadura autoabastecerse de electricidad solo con renovables, incluso generar más y venderla a otras comunidades autónomas españolas e incluso a otros países europeos. Como ahora mismo se hace con la nuclear y no se si con los beneficios que serían lógicos aunque nuestro presidente parece ser que lo está intentando.

En definitiva, que si Extremadura toma la sabia decisión de ir dependiendo cada vez menos de las energías foráneas y contaminantes y apuesta decididamente por las renovables tendrá una salida segura a su economía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s