Las noticias sobre accidentes nucleares: ¿Quién vigila al vigilante?

Cada vez que leo una noticia como la que da El País referida a un accidente en una central nuclear me acuerdo de las promesas de los partidos políticos en campaña electoral: dicen justo lo contrario de la realidad y de lo que luego hacen.

 

“Incendio “sin gravedad” en una nuclear francesa, según sus responsables” (es decir son los ¿responsables? los que determinan la gravedad del incendio).

“La alarma se ha disparado por el humo detectado en el edificio de un reactor, que se ha parado automáticamente”

En este caso –como en todos- el accidente (un incendio en el edificio de un reactor; no sabemos si en el propio reactor o dónde) es “sin gravedad” (tampoco sabemos qué significa “sin gravedad”) y también, como siempre, “según sus responsables”. ¿Acaso el gobierno francés no tiene inspectores propios o independientes que analicen ‘in situ’ y de inmediato qué es lo que ha pasado? Ya se vio lo que pasó en Fukushima, en Chernobil y en Three Miles Island: cuando las autoridades gubernamentales tomaron cartas en el asunto ya era tarde y sufrieron las consecuencias catastróficas que empiezan a irse sabiendo; poco a poco, eso sí.

El resto de la información es igual de sorprendente: “no se han producido heridos ni consecuencias medioambientales”. Por supuesto, esa información parcial me produce la misma sensación que el titular: seguro que ha habido consecuencias medioambientales –aunque no sepamos cuáles- y es muy posible que sí haya habido heridos. Otra: “los bomberos han intervenido en el edificio del reactor…”. Hemos de suponer que con las medidas de protección y con los detectores personales de radiactividad adecuados*.

Por otro lado me deja perplejo otra parte de la noticia: “Evangelia Petit, responsable de prensa de la Autoridad para la Seguridad Nuclear (ASN), en París, ha explicado que la parada automática del reactor se ha debido a la parada de una de las bombas (se sobreentiende que hay más bombas; y así es) del circuito primario de refrigeración”. Pues, menos mal que hay más bombas en el circuito primario de refrigeración del reactor, que supongo que sí han funcionado, aunque no lo digan en la noticia. ¡¿Y si fallan todas?! ¿Qué hubiera pasado?

En fin, que estamos seguros con las centrales nucleares que tenemos tan cerca y, sobre todo, estamos bien informados de lo que pasa cuando hay un “pequeño accidente” que nunca produce efectos medioambientales ni heridos. Y esto en la Francia de la maravillosa tecnología nuclear que nos vende (según dice Felipe González) toda la electricidad que consumimos los españoles aunque tengamos un parque eléctrico sobredimensionado. Y aquí no ha habido un tsunami como en Japón, ni hay empleados poco cualificados como los rusos de Chernobil.

Menos mal que a las empresas no les interesa construir más centrales nucleares en España y las que hay se supone que se irán cerrando a medida que vayan cumpliendo su ciclo de vida.

*  Que espero que no sean como los que tuve la ocasión de conocer en las minas de Bessines Sur Gartempe, donde estuve midiendo los gases radiactivos de las galerías. Se engañaba a los mineros como a ignorantes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s