Las promesas electorales se convierten luego en papel mojado

PP Y PSOE ABJURAN DE SUS PROPIAS POLÍTICAS ENERGÉTICAS

Los populares prometieron en su programa dar un lugar central a las renovables 

Zapatero anunció el abandono progresivo de la energía nuclear y apoyo a las energías renovables y ahora procura prorrogar la vida útil de las centrales nucleares

 

Cada vez me siento más sorprendido por un hecho repetido día a día:

Los dos partidos políticos españoles que más tiempo han gobernado en la España de la democracia (PSOE y PP) están criticando y contradiciendo todos los días las medidas que han tomado con anterioridad y que son legales en España como consecuencia de sus actividades de gobierno y de legislación en el Parlamento español.

Uno, el PP, ahora en la oposición, critica la situación energética y la legislación vigente, cuando en su mayor parte fue puesta en marcha por ese mismo partido cuando estuvo en el Gobierno.

El otro, el PSOE, actualmente en el poder, tiene una trayectoria un poco diferente, pero ni está exento de responsabilidad en el pasado ni ahora responde a los planteamientos de sus programas electorales, las resoluciones de sus propios congresos y las declaraciones de sus dirigentes, que están cambiando en los últimos tiempos acercándose a las del PP.

Como comprenderán, estoy desconcertado, como supongo que lo estarán todos cuando vean esta pequeña selección demostrativa de incumplimientos programáticos o de decisiones de gobierno de los dos partidos mayoritarios en España:

 

PARTIDO POPULAR

Primer ejemplo de contradicción:

En su programa de gobierno del año 2008, el PP se comprometía a adoptar las siguientes medidas:

 

– Medida 1497. “Otorgaremos a las energías renovables un papel central en la política energética por su contribución a la diversificación, a la menor dependencia exterior y al

desarrollo sostenible”.

-Medida 1135: “Aumentaremos la contribución de las energías renovables en el “mix” energético actual hasta alcanzar un 20 por 100 en 2020 (por otra parte, compromiso obligatorio de la Unión Europea).

 

En cambio, desde FAES, la fundación del PP, su titular y expresidente del Gobierno, José María Aznar,  ha manifestado que su formación  frenaría el avance de las renovables, cuando el Comisario Europeo responsable de energía dijo recientemente que el avance de las energías renovables en nuestro país ha sido claramente insuficiente. Las últimas cifras publicadas por el Ministerio, referidas a 2009 – un año de lluvias moderadas – no dejan lugar a dudas: ante un objetivo del 12,1% sobre la energía primaria, sólo se había alcanzado el 9,4%. En electricidad, el objetivo para 2010 era el 30,3%, y el año se cerró con el 25,1%”, y ello pese a que ahora en nuestro país se computa como renovable para incrementar su peso en el mix a las grandes hidroeléctricas, por contraste con la Unión Europea, donde no se contabilizan aquéllas para el compromiso del 20% en el año 2020.

 

Segundo ejemplo de contradicción:

Un Gobierno del PP fue el que  aprobó el primer decreto de primas a las energías renovables, en concreto el Real Decreto 436/04, que impulsó fuertemente las energías limpias y dio inicio a la situación de inflación de primas que tanto se critica actualmente. Ahora, Rajoy, que formó parte de Gobiernos del PP,  reprocha al Gabinete socialista su  política energética “con errores como las primas y subvenciones a determinadas energías que se le han ido de las manos y ahora pretenden corregir” (¿?). También fue el PP el que aprobó la ley 54/97 mediante la que se creó el régimen especial, en el que se dio entrada al concepto de primas.

 

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL

 

Tercer ejemplo de contradicción:

El actual Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero ha acordado adoptar medidas para prorrogar la vida útil de las centrales nucleares en España. Sin embargo, el 15 de abril de  2004 el propio Zapatero había dicho lo siguiente durante el debate de su investidura como nuevo presidente del Ejecutivo:

“En materia de energía me limitaré a señalar nuestra opción de fomentar el recurso a energías alternativas que permitan reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, de acuerdo con el Protocolo de Kioto y, progresivamente, abandonar la energía de origen nuclear.”

Esta intervención ante las Cortes, el órgano de la soberanía del pueblo español, estaba además en consonancia con el programa que había presentado el PSOE para las elecciones de aquel mismo año y que decía lo siguiente en materia de energía:

“Mantendremos nuestro compromiso de sustitución gradual de la energía nuclear por energías más seguras, más limpias y menos costosas, que se llevará a cabo de forma ordenada en el tiempo, dando prioridad a la garantía de seguridad y con el máximo consenso social”.

Una promesa que aún de forma más explícita fue ratificada también en el catálogo de promesas socialistas para las elecciones del año 2008, en estos términos:

“Mantendremos el compromiso de sustitución gradual de la energía nuclear por energías seguras, limpias y menos costosas, cerrando las centrales nucleares de forma ordenada en el tiempo al final de su vida útil, dando prioridad a la garantía de seguridad y con el máximo consenso social, potenciando el ahorro y la eficiencia energética y las energías renovables, la generación distribuida y las redes de transporte y distribución local.”

 

CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

Se supone que las resoluciones que adoptan las Cortes Españolas como expresión de la soberanía popular obligan al Gobierno de la nación, aunque a la vista de la política seguida por el Ejecutivo de Zapatero no parece que haya tenido muy en cuenta esta resolución aprobada el 20 de mayo de 2005 en el Congreso de los Diputados y mediante la cual la Cámara Baja instaba al Gobierno a que en el apartado de la seguridad nuclear actuara de una determinada forma.

Su incumplimiento supone el

Cuarto ejemplo de contradicción:

Seguridad Nuclear

Punto 3. “Impulsar una modificación de la Ley 25/1964, de 29 de abril, de energía nuclear, con el fin de eliminar toda referencia a la promoción de este tipo de energía y concluir el desarrollo legal en curso para hacer efectiva la obligación de las empresas generadoras de residuos radiactivos de gestionarlos a su cargo mediante el establecimiento de las correspondientes tasas”.

 

A la luz de estas contradicciones, incumplimiento de sus propias promesas y programas electorales y oídos sordos a las resoluciones aprobadas en el Congreso parece lógico que los dirigentes de los dos grandes partidos, PSOE y PP, PP y PSOE, deberían pensar bien lo que dicen  en vez de hablar basándose en informaciones imprecisas cuando no puramente falsas y no adoptar decisiones políticas que al margen de que muchas veces no se puedan aplicar acaban creando confusión y desconfianza no ya sólo entre sus electores, sino lo que es más grave aún, en los inversores internacionales que creían en el prestigio de la marca España.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s