Los Señores de las eléctricas

Cada día me indignan más las declaraciones de los altos directivos de las grandes empresas del sector energético español, siempre en plan salvadores de la patria; son ellos los que están en posesión de la verdad y están continuamente criticando al gobierno y a todos los demás, empresas medianas y pequeñas, asociaciones de empresas siempre de los sectores que les hacen una mínima competencia. Porque, dense cuenta, ellos siguen siendo los que se benefician del inmenso mercado de las energías  (electricidad y combustibles), que dan cuantiosos beneficios de los que además presumen sin pudor. Sigo sin comprender (bueno, yo sí lo entiendo y creo que bien) cómo están siempre recurriendo al célebre déficit tarifario, creado por un célebre ministro económico, que vaya largo Rato está haciendo pasar al país, y que ha sido bien aprovechado por estos señores en beneficio de sus empresas. Pero también me preocupa el deterioro del prestigio de nuestro país en el extranjero, adonde trasladan sus tácticas  habituales que han desarrollado en nuestro país. Allí donde van, arrasan el medio ambiente y ponen en su contra (y de España) a los ciudadanos de aquellos países. Espero que algún día tengamos un gobierno que los ponga en su sitio y les impida la práctica de sus actividades de rapiña sobre el conjunto de los ciudadanos; de España y de otros países de todo el mundo.

Ellos, que con sus errores de prospectiva y previsiones de crecimiento del consumo en España han sobredimensionado el sistema eléctrico español con un exceso de centrales de ciclo combinado que son alimentadas con un combustible fósil (el gas natural) que tenemos que comprar fuera de España con el consiguiente endeudamiento de nuestro país -hasta tener el doble de capacidad de generación de electricidad de la que necesitamos ahora-,  pretenden frenar el desarrollo de las energías renovables con pretextos que se han demostrado falsos. Como es bien sabido las energías renovables se alimentan de fuentes propias (nuestro sol, vientos, biomasas y aguas), no producen contaminación y dan lugar a una gran cantidad de puestos de trabajo así como a un desarrollo industrial netamente nacional con el que nuestras empresas dan prestigio y beneficios al país en todo el mundo. A mí, personalmente, me causa especial esperanza y orgullo el ver a tantos jóvenes ingenieros (algunos antiguos alumnos mios, en la Escuela de Ingenieros de Sevilla) y técnicos españoles por todo el mundo poniendo bien alta nuestra bandera tecnológica.

En fin, que ¡ya está bien! Déjennos tranquilos, señores ejecutivos de las grandes empresas, y retírense ya con sus cuantiosos sueldos y beneficios que, según parece, no escandalizan a nadie. Bueno, a mí, modesto catedrático de la universidad española, sí me escandalizan, y mucho; y no es envidia –aunque podría serlo- porque me conformo con lo que tengo que es muchísimo menos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s