¿Quién paga la electricidad en España?

¿Quién paga la electricidad?

Cuando leo, oigo o veo noticias acerca de la energía me da la impresión del gran desconocimiento que sobre el tema tienen todos los que opinan sobre el asunto. Y no puedo evitar el pensar que el que puede estar equivocado soy yo. Por eso me apetece compartir con todos algunos razonamientos elementales alimentados con datos que extraigo de los organismos oficiales correspondientes, desde el ministerio del ramo hasta la CNE (Comisión Nacional de la Energía) y la REE (Red Eléctrica Española).

Lo primero que me llama la atención es que cuando se nombra la palabra energía todo el mundo está pensando en electricidad que, sin duda es una forma energética intermedia muy valiosa e importante. Tan valiosa es que cuesta tres unidades de energía de un combustible (carbón, petróleo o gas natural) o de la energía que se libera en una reacción nuclear para generar una de electricidad. Pero es que, además, en España los combustibles que se emplean en el transporte suponen más de 3 veces más energía en cantidad que la electricidad. En concreto, en el año 2008 los combustibles de uso final supusieron 78981 ktep y la electricidad 22253 ktep y en el 2009, 72023 ktep y 21008 ktep respectivamente; es decir, 3,55 y 3,43 veces más combustibles (sobre todo en el transporte) que electricidad. Por eso es bueno saber que cuando hablamos de electricidad aun siendo muy importante es solo una parte relativamente menor del sistema.

 

Lo segundo en importancia –siempre en mi modesta opinión- es que cuando se habla de electricidad, y en España, se suele olvidar algo también elemental: tenemos una capacidad de generación (103000 MW a finales de 2010) muy por encima de las necesidades (44122 MW punta de consumo el 11 de Enero de 2010) por lo que se me ocurren unas reflexiones elementales con estos datos:

*  Los que se dedican a vender electricidad como negocio más importante tienen graves problemas de competencia entre ellos. A lo mejor eso explica porqué se ha creado tanta animadversión en ciertos ambientes empresariales hacia las renovables.

*  No me parece muy lógico que se haga tanto énfasis en ahorrar y conseguir mayor eficiencia si nos sobra capacidad de generación y se tienen problemas de competencia. Algo no encaja. Por mi parte lo tengo claro desde hace tiempo: hay que consumir lo necesario pero hacerlo de manera eficiente y si eso significa vender menos electricidad pues ¡qué le vamos a hacer!

*  Nuestra capacidad industrial en el sector eléctrico puede ser sobrada y no parece lógico que algunos se empeñen en hacer más instalaciones con tecnología extranjera (nuclear por ejemplo) y, en ese sentido, parece más lógico emplear tecnología española (renovables por ejemplo). Las repercusiones sobre el empleo nacional y la competitividad de nuestras empresas son evidentes.

Eso “a bote pronto” porque si  profundizamos algo más y entramos en los detalles del sistema (dependencia, cambio climático, I+D+i, balanza de pagos, etc.) iríamos viendo que el asunto tiene mucha mayor complejidad por lo que ciertas “simplezas” como la de Felipe González haciendo creer a todo el mundo que la electricidad que consumimos en España viene de las centrales nucleares francesas son, además de falsas (en el año 2010, España vendió a Francia 1387 GWh y no al revés), una estupidez pero que crea confusión y falsas expectativas; del estilo de “si ya los franceses nos venden electricidad nuclear, -además muy barata- ¿por qué no tener nosotros más centrales nucleares?”

Pero hay otro par de cuestiones básicas que no me resisto a comentar en esta primera entrega de los comentarios que voy a ir haciendo sobre los temas energéticos generales.

Energía eléctrica demandada por los españoles en el año 2008, 279392 GWh; valor en el mercado, 23221 millones de euros en los que están incluidas las primas a la generación en el régimen especial que comprende no solo las renovables sino también la cogeneración con combustibles fósiles y el secado de purines (aplicación absurda desde el punto de vista de la energía).

El total de la electricidad que se consumió en España en 2009 fue algo menos que el año anterior (268324 GWh) y se vendió en el mercado “libre” por un total de 17493 millones de euros, en los cuales también están incluidas las célebres primas a las renovables y al resto del régimen especial. Con una simple resta se comprueba que fueron 5728 millones de euros menos en el 2009 que en el 2008 por lo cual el precio del kWh en un año y otro fueron muy diferentes (6,961 centavos de euro en el 2008 y 4,263 centavos en el 2009; esos son los valores de la casación de oferta y demanda del sistema de valoración de la electricidad; el llamado pool) pero esta diferencia no se notó en el precio final a los consumidores ni en una disminución del déficit tarifario y no entiendo muy bien por qué. Si alguien lo sabe que me lo explique y le estaré muy agradecido; aunque solo sea por satisfacer una curiosidad personal mía.

En realidad aumentaron los dos indicadores, el precio al que pagamos en el recibo de la electricidad y el déficit de tarifa.

Para terminar quiero hacerles llegar una información interesante. extraída del “INFORME DE SUPERVISIÓN DEL MERCADO MINORISTA DE ELECTRICIDAD Julio 2009 ␣ Junio 2010” editado en Noviembre de 2010 por la Comisión Nacional de la Energía (www.cne.es)

Hay tres segmentos de consumidores de electricidad en España:

*  Domésticos. En los que se incluyen los que se “benefician” de la llamada TUR (tarifa de último recurso) y los llamados del bono social. Su característica más importante es que la potencia contratada es inferior a 15 kW. En total fueron 26,5 millones de suministros –como les llama el informe- (97 % del total) que consumieron el 36 % del total de la energía eléctrica; en el año 2009, estos suministros recibieron y utilizaron 96597 GWh (gigavatios hora=millones de kilovatios hora) .

*  El segmento PYMES, unos 80000 usuarios que representaban el 3 % de los consumidores y que dieron cuenta del 22 % de la electricidad consumida en España en el periodo de tiempo del informe. En total este segmento consumió 59031 GWh el mismo año 2009.

*  Finalmente, 20155 suministros representaron al segmento industrial (el 0,1 % del total de suministros) y utilizaron el 42 % de la energía eléctrica; es decir 112696 GWh.

Es decir la mayor parte de la electricidad (cerca de la mitad) fue a parar al uno por mil de los puntos de consumo; algo menos de un cuarto la emplearon las empresas medias y pequeñas (el 3 % de los consumidores) y la inmensa mayoría de los usuarios (el 97 %) solo consumieron el 36 % del total de la energía eléctrica.

Pues resulta que, con el sistema que tenemos a estas alturas, los primeros, es decir casi todos los españoles pagamos a razón de 138,68 euros el MWh en la fecha del informe (es decir casi 14 centavos de euro el kWh) en valor medio. Los segundos pagaron el kWh a razón de 12,146 centavos de euro y a los grandes consumidores les salió la cosa por 8,719 centavos de euro por kWh, es decir un 37 % más barato que a los consumidores domésticos.

En total los grandes consumidores hubieran pagado 9826 millones de euros ese año de 2009 si los precios hubieran sido los del informe de la CNE (mediados del 2010). Las PYMES pagarían 7170 millones de euros y los consumidores domésticos,  13396 millones de euros. En total, los consumidores españoles hubiéramos pagado en el año 2009 un total de 30392 millones de euros. Y ya se vio antes que al “sistema” le costó comprar esa electricidad en el “mercado” 17493 millones de euros, es decir 12899 millones de euros menos; pero no olvidemos que hay que pagar el transporte, la distribución, la comercialización y otras “cosas” como la moratoria nuclear. Porque las primas ya están incluidas en los 17493 millones antes citados.

¿Alguien entiende por qué ocurre que los que más consumen paguen menos y los que menos consumen paguemos más? ¡Ah! Ya caigo, los grandes consumidores son las grandes empresas que no podrían competir si no se les pone más barata la electricidad. Si se le pone al mismo precio que a los demás eso haría que el IPC subiera aun más, perderían competitividad en los mercados internacionales, etc. etc. ¡Cualquiera discute estas razones!

En fin, que pienso que es bueno que todos conozcamos estos números y vayamos sacando conclusiones acerca de la información que recibimos de los “especialistas” mediáticos en energía de nuestros medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s