Nueva etapa en mi blog

Cuando decidí hacer el blog tomé la decisión de no tocar temas políticos, religiosos o de otro tipo que no fueran los estrictamente relacionados con la energía en sus diferentes aspectos.
Una vez solucionados los problemas técnicos que me han impedido seguir incorporando artículos y me han dificultado incluir comentarios que me iban surgiendo a propósito de las declaraciones y actuaciones del equipo de gobierno del ministerio responsable de los temas energéticos, he decidido retomar la tarea pero incluyendo comentarios políticos e incluso personales.

Quiero empezar esta nueva etapa por dejar claro lo que entiendo por política y luego matizar a lo que me refiero cuando hago referencia a lo personal.

Por lo que se refiere a la política quiero dejar claro primero que es lo que entiendo por política. Para mi, es la actividad humana cuyo objetivo principal es la organización de la sociedad a fin de mejorar la calidad de vida de todos los seres humanos. Añadiría, enlazando con mi concepto de sostenibilidad (que tengo desarrollado en otro lugar), que preservando la naturaleza para asegurar la vida de nuestros descendientes y de los demás seres vivos.
Es evidente que no es esa la definición de política que entienden y aplican muchas personas de nuestro entorno. Pero es la que he tenido siempre en mi mente. Si otros la conciben de otra manera no es mi problema pero creo que hay que reivindicar este sentido y acabar con el tono despectivo y degradante que se va inculcando intencionadamente en la sociedad. Eso me recuerda al franquismo y me hace pensar que con la degradación de la política lo que consiguen es que las personas honradas que podrían incorporarse al ejercicio de esta fundamental ocupación no lo hagan sintiéndose injustamente señalados y estigmatizados antes de empezar. Que hay políticos incapaces y corruptos es evidente pero conviene no confundir políticos con política. Ese tipo de generalizaciones me lleva a reflexionar en otras deformaciones del lenguaje de corte parecido. Cuando se dice: la Junta de Andalucía, España, Europa, etc. es obvio que es un abuso del lenguaje; porqué ¿quién es España o Europa o China o Japón? Lo peor es cuando estas expresiones se utilizan con la mala intención de denigrar a un colectivo utilizando un hecho delictivo de una sola persona. En fin, creo que se me entiende que defiendo el buen uso de la política (o de la medicina, la enseñanza, etc.) y no el abuso que significa calificar un todo utilizando solo una ínfima parte.

En cuanto a lo personal es obvio que no serán intimidades ni nada que se le parezca. Solo serán impresiones y comentarios personales (es decir, de mi exclusiva intención y responsabilidad) sobre los temas de actualidad que vayan surgiendo desde mis conocimientos y experiencias adquiridos en mis 70 años de vida. Asuntos relacionados con la educación, la investigación, el ejercicio de un cargo público, mi participación en política en la época franquista y en la transición, recuerdos de mi adolescencia e infancia, mis estudios de todos los niveles, mi pobre práctica de deportes, etc. etc. y, en fin, mis vivencias de todo tipo.

Dejando ese preámbulo y dados los resultados de las elecciones europeas me apetece dar mi opinión sobre el tema. Por supuesto y recordando lo dicho antes, la política europea debería encargarse de organizar a los europeos, entre los que estamos los españoles y procurar que vivamos lo mejor posible, sin, por eso, dejar de pensar y actuar en beneficio de otros seres humanos que se encuentran en muchas peores condiciones que nosotros. Lamentablemente, da la impresión de que solo se ocupan de los europeos más ricos; los pobres y los inmigrantes no cuentan o solo en cuanto a elementos que aportan entradas al sistema económico europeo. Por otro lado, Europa que ha desvalijado al resto del mundo hasta donde se han dejado, me resulta el paradigma de lo contrario que habría que hacer en el ejercicio de la política entendida como he dejado dicho antes. Y, lo peor es que no se cambia de actitud; más bien se acentúa la de siempre aunque con otra apariencia.

Ahora el problema es curioso:
Los países más pobres quieren entrar en la UE y una parte importante de la población de los más ricos, quieren salir. Por otro lado, los que se han hecho ricos (en todos los sentidos) a costa de los demás imponen sus criterios de todo tipo (económicos, sociales, ambientales (disimulando, claro), culturales, etc.) a los demás y no les importa que una parte importante de la población de esos países (Portugal, España, Italia, Grecia, etc.) se hundan en la miseria siempre y cuando las élites económicas se enriquezcan cada vez más.

En mi opinión, hay que dar un cambio radical a la política europea o salirse de la ¿Unión? Se podría configurar una Europa del Sur o formar una “Comunidad política del Mediterráneo” o similar que nos permita hacer una política de verdad en beneficio de los ciudadanos más pobres y mirando hacia África y América del Sur. Una especie de unión política de los más pobres cuyo principal objetivo sea establecer una frontera con los países ricos y no dejar que estos se aprovechen de las materias primas de esos países ya esquilmados por los ricos. Para no dejar que sigan abusando de su situación de prepotencia. Claro que esa Unión de los pobres tendría que implantar un sistema político en el que se evitara la acumulación excesiva de capital y se castigara fuertemente la avaricia, tanto individual, como de las empresas e instituciones demasiado poderosas.

Esta “revolución” pacífica tendría que concretarse democráticamente y sabiendo que no sería fácil sin perder algo de lo que hoy se considera “progreso” y modernidad para terminar reconquistándolo poco a poco y de manera muy distribuida.
Tampoco se trata de volver a las cavernas. Sin embargo es imprescindible hacer volver al hombre al contacto con la naturaleza y romper con los excesos del pasado. Hay que aproximarlo a su verdadero tamaño y no alejarse tanto de él como lo estamos en estos momentos. Estamos manejando máquinas 10 millones de veces mayores que nosotros mismos. En lo referente a energía. En cuanto a dinero, los más ricos de entre los seres humanos (tomo la media de los 10 más ricos) tienen 5000 veces más dinero que la media de todos los humanos, es decir 5000 veces más que lo necesario para vivir (10000 euros al año). Y lo peor es que quieren seguir teniendo más aún, siempre a costa de los que menos tienen.

Bueno, como reanudación del blog, vale por hoy. Un afectuoso saludo a todos los que leen estas pobres palabras mías.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s