En recuerdo de Manolin, gran amante del Sol

Iluminado por el sol del atardecer, el pasado día 25 de Diciembre, Manolín fue devuelto a la tierra, como lo seremos todos algún día. Y no puedo por menos que recordarlo con su sonrisa que parecía pícara y sus golpes ocurrentes ante cualquier situación. Muchas veces yo no lo entendía directamente pero su hermana Elena–más que hermana, madre- nos los “traducía”.

Pero es a propósito de su entusiasmo por el Sol y su preocupación cuando no lo veía de lo que quiero escribir en este momento. Su obsesión por el Sol me hacía pensar que Manolín intuía –o sabía a ciencia cierta- que el Sol es la fuente de la vida que nos mantiene y él que era muy sensible a todo lo que le rodeaba se sentía deprimido cuando no lo notaba en su entorno inmediato. Recuerdo su cara de niño bueno y su sonrisa abierta cuando venía a mi molino en Higuera la Real y se sentaba frente al Sol en aquel aire tan limpio. Se le veía feliz. Y así quiero recordarlo para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s