El ex ministro Soria en los “papeles de la energía”

El caso reciente de José Manuel Soria me ha recordado de inmediato al de Alphonse Gabriel Capone por una razón muy sencilla. En el caso de Capone fue encarcelado por el Gobierno Federal de Estados Unidos por evasión de impuestos cuando era bien conocido como el gánster más buscado por el FBI americano por su actividad mafiosa en aquel país. Nuestro ya ex ministro de industria, Energía y Turismo ha dimitido por la presión mediática a propósito de sus actividades hace ya muchos años en temas empresariales detectadas a partir de los llamados “papeles de Panamá”.

No sabemos bien ni la magnitud ni la legalidad de sus negocios, parece que navieros. Pero parece seguro que sus actividades económicas las realizó en algún “paraíso fiscal” suponemos que para evadir los impuestos que hubiera tenido que pagar si sus actividades hubieran tenido su sede en España.

Lo que si sabemos sus administrados en temas de energía son sus tropelías en relación con las energías renovables a las que ha hundido en estos años que ha sido ministro del ramo. Y si no que se lo pregunten a los que invirtieron en instalaciones de renovables de todo tipo creyendo honestamente que las leyes son para cumplirlas y que no se pueden cambiar de la noche a la mañana modificando las condiciones según las que se han hecho las inversiones.

España perdió en ese tiempo la credibilidad internacional en algo tan consustancial con un estado de derecho como es la no retroactividad de las leyes. Y me da la impresión que por ese desaguisado no va a tener que responder salvo a través de su partido en las elecciones que se vayan produciendo de aquí en adelante. Lamentablemente, creo que no mucho porque ya estamos “pasando” de este tipo de tropelías.

Hay un comentario adicional que me apetece hacer a propósito del asunto. Al escuchar al ex ministro explicar las circunstancias del caso por el que ha tenido que dimitir da la impresión que a él le parece normal –como a otros muchos- burlar a la Hacienda pública española y que su ética social le permita gobernar como ministro teniendo en su debe esta circunstancia. ¿Cómo se puede pertenecer a un gobierno que exige a sus conciudadanos cumplir con sus obligaciones fiscales y uno de sus componentes más destacados no lo ha hecho hace tantos años?

Espero que la sociedad cambie algún día y utilice una vara de medir adecuada a cada caso y en el momento oportuno. Ni es de recibo que hayan pasado veinte años desde su “desafección” con la Hacienda española ni es lógico que la sociedad española no le pase recibo por su mala gestión del sistema energético de nuestro país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s