Otra renovación en el PSOE

Como casi todo el mundo sabe al PSOE que Felipe González inauguró en el congreso de Suresnes se le llamó con toda razón “PSOE Renovado” por contraposición al de Llopis llamado desde aquel momento “PSOE Histórico”. Unos en el interior de España y otros en el exilio. Al margen de esa circunstancia geográfica había otras diferencias que no voy a resaltar aquí y ahora.

La situación actual no tiene nada que ver con aquella pero el proceso en sí mismo si tiene alguna similitud aunque sea somera. Se trata en ambos casos de una confrontación de visiones del partido, una muy consolidada por grandes éxitos electorales del pasado reciente consecuencia de una fuerte aproximación al sentir de la mayoría de la sociedad española aunque en los últimos años (desde 2008 aproximadamente) con pérdidas importantes de credibilidad política y el correspondiente respaldo social. Es obvio que una parte importante del partido entiende –como yo- que esa pérdida de prestigio social se debe en buena parte a la deriva derechista procedente de esos años de gobierno del partido y el deterioro que el ejercicio del poder trae consigo porque ya se sabe que no es lo mismo “predicar que dar trigo”; cuando “se da trigo” se cae en contradicciones muchas veces indeseables. Con lo anterior quiero que se entienda que no culpo a nadie de la situación de deterioro electoral del partido aunque es obvio que hay quien ha hecho mejor las cosas y quien las ha hecho peor.

Lo cierto y verdad es que estamos en un proceso de debate interno muy interesante que quizás tenía que haberse producido antes y con más tranquilidad que ahora cuando parece que se va a acabar el mundo si ganan las primarias unos o que el partido va a desaparecer si ganan otros. Sinceramente creo que no va a ocurrir nada irreversible ni catastrófico. También me parece que es bueno que todos nos manifestemos libremente y sin insultos de unos a otros y que se impongan los que más razón tengan. Como no hay un aparato que mida la razón política ni hay un patrón de bondad socialista no queda más remedio que aplicar al proceso la metodología democrática; es decir que se voten –libre y limpiamente- las diferentes opciones y sus correspondientes programas y el que gane debe ostentar la dirección política del partido hasta que surja un nuevo conflicto interno que, al menos a mí, siempre me parece sano y saludable si se resuelve por medio de un proceso claramente democrático.

Lo que no tiene sentido es que se empleen artimañas y tácticas difamatorias de unos contra otros y se tuerza la voluntad de los militantes sin el correspondiente debate abierto. El espectáculo del derrocamiento de Pedro Sánchez por parte de los “barones y baronesas” sin ajustarse a los estatutos y reglas del partido no es de recibo y debería volverse en contra de los que han participado en el “derribo”. Creo sinceramente que los militantes deberían decirle a esos compañeros –por lo menos- que eso está muy mal y muy feo.

¿Qué el secretario general está haciendo las cosas mal a juicio de esos importantes compañeros que saben mucho más que los militantes de base? Pues creo que su obligación es decirlo públicamente y que los militantes que lo votaron lo sepan y puedan manifestarse quitándole la confianza y nombrando un nuevo secretario general. Creo que en el partido hay órganos estatutarios (ejecutiva, comité federal, etc.) que permiten este tipo de actuaciones sin violentar la voluntad de los militantes.

Del debate que se está teniendo ahora debe quedar claro que este tipo de actuaciones no se pueden hacer y especificar con rotundidad cual es el procedimiento cuando se dé un caso parecido.

Pero voy a dar mi opinión de por dónde debe caminar el partido en los tiempos que se avecinan si se quiere volver a ser el primer partido político en nuestro país y ejecutar la política que haga más felices al mayor número posible de españoles; además de contribuir de manera eficaz a la solidaridad de todos los seres humanos y a preservar el estado de la naturaleza en niveles aceptables para la vida en nuestro planeta.

Mis opiniones ya las he manifestado en muchas ocasiones, incluso tuve la oportunidad de hacerlas valer –dentro de la prudencia política cuando se gobierna sin mayoría- los cuatro años en que fui el director de la política municipal en Mairena del Aljarafe (Sevilla). Es obvio que no se conocen mis opiniones porque soy un militante de base y modesto y aunque he participado en muchas conferencias políticas, congresos y programas electorales, nunca he tenido el eco que tienen otros compañeros más brillantes políticamente que yo. Eso es lo que hay.

En primer lugar mi opinión –explicada muy por encima- es que hay que pensar en la mayor parte de la población y en su situación socieconómica que, en estos momentos, es claro que no es muy buena para esa mayoría de españoles que lo están pasando mal. Eso implica un cambio de política económica que evite los abusos que se producen cuando grandes empresas y sociedades consiguen imponer sus prácticas –en muchos casos rozando el monopolio- solo para ganar más dinero de manera continuada; si un año ganan 1000 millones de euros –por ejemplo- al año siguiente tienen que ganar el doble o el triple y, si no, es un fracaso. Es evidente que el asunto tiene mucha mayor complejidad pero ni soy un experto en economía ni pretendo sentar cátedra en el tema.

Por otro lado las políticas sociales –educativas, sanitarias, etc.- deben mantenerse para que todos los españoles tengan para comer aunque sea modestamente y tengan donde dormir dignamente. De nuevo en este tema hay que detallar mucho más pero en el partido hay personas muy capacitadas que seguro lo pueden precisar mucho más.

En el tema ambiental es donde España es más deficiente y donde se puede profundizar bastante. Enumeraré algunos de los aspectos que considero fundamentales para el debate.

  • El asunto más importante es el cambio climático y no debemos olvidarlo. Las políticas de mitigación y, muy especialmente, las de adaptación deberían centrar las propuestas del partido.
  • Por tanto hay que priorizar las políticas energéticas sin carbono, la calidad del agua y la del aire como prioridades ambientales.
  • Otro aspecto que hay que revisar son las políticas restrictivas de actividades productivas por razones ambientales no siempre bien justificadas y muchas veces –demasiadas- caprichosas. La legislación actual que le da un exceso de competencias ambientales a funcionarios fundamentalistas (cuando no corruptos) que dificultan actividades básicas para la economía. Hay que equilibrar la conservación de animales, plantas, naturaleza en general con las actividades productivas.
  • No podemos ser la “reserva ambiental de Europa” mientras nuestra economía no puede competir con la de otros países del entorno.
  • La educación en temas ambientales debe ser apoyada a todos los niveles institucionales, incluyendo en ella no solo a las escuelas y escolares sino que hay que extenderla al resto de la sociedad.

En el ámbito de la solidaridad hay que ser mucho más proactivo que en el pasado reciente y, por supuesto, mucho más que los gobiernos de la derecha que han disminuido los apoyos económicos a esas actividades. Pero las actuaciones deben ir más en el sentido de “enseñar a pescar” que regalar peces; y, desde luego, facilitar la caña de pescar más adecuada a cada necesidad.

En definitiva, de este debate interno debe salir una renovación potente pensando más en el futuro que en el pasado. En el sentido de un “eco socialismo” activo que enganche con las preocupaciones de los seres humanos más jóvenes que ven –con razón- su futuro vital amenazado.

Al final si se llega a precisar las propuestas políticas del partido en el sentido que comento podremos recuperar la confianza de los ciudadanos que, decepcionados de las políticas de derecha que practica el partido allí donde gobierna, volvería a confiar en nuestra capacidad de gestión de los asuntos públicos en beneficios de todos.

Así tendremos la renovación que es necesaria y urgente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s