EL CAMBIO CLIMATICO, TRUMP Y RAJOY

La decisión de Trump de sacar a Estados Unidos de los compromisos de la cumbre del clima de Paris (COP 21) es algo ignominioso como todo el mundo se ha encargado de decir y, desde luego, es bien cierto. La Unión Europea está reaccionando como esperamos todos los europeos que haga; incluido España y las tardías declaraciones del presidente del Gobierno certifican el compromiso verbal de nuestro país. Lo lamentable es que con esas afirmaciones, nuestro presidente, está dando pruebas –una vez más- de su incoherencia en temas energéticos y ambientales. Digo incoherencia por no usar otro calificativo más grueso. Su ministro de energía, Sr. Nadal, insiste en apoyar las centrales de carbón que son las responsables de la mayor cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país y, consecuentemente con esas decisiones de política energética irresponsable frenan el desarrollo de las energías renovables que son las que permiten mitigar esas emisiones. Como muestra de lo que digo adjunto una gráfica muy significativa que lo aclara.

Puede observarse como en el año 2010 el sistema eléctrico fue responsable de emisiones en un porcentaje incluso inferior (92,2 %) en relación al año de referencia (1990) y muy por debajo (un 22,8 % menos) del compromiso que España adquirió con el protocolo de Kioto. A partir del 2011 con el Sr. Rajoy como presidente del gobierno las emisiones del sistema eléctrico volvieron a subir de manera muy significativa como consecuencia del apoyo a la generación de electricidad con carbón –en buena parte nacional, peor que el comprado fuera de España- mediante el correspondiente RD de apoyo al carbón nacional.

Como miembro del Consejo Nacional del Clima (experto nombrado por el ministerio de Medio Ambiente) no puedo por menos que reclamar un cambio sustancial en la política energética dejando al carbón en sus minas y cambiando la actividad industrial de las zonas afectadas hacia las energías renovables; como, de hecho, ya está ocurriendo.

En el plano internacional cierto es que China es el principal emisor de GEI, seguida de Estados Unidos; con unas diferencias sustanciales: A saber:

  • Los chinos emiten “per cápita”, 6,62 tCO2/año mientras que los americanos “largan” a la atmósfera, 16,22 tCO2/año. Por cierto los españoles emitimos 5 tCO2/año, solo un poco por encima de la media mundial (4,47 tCO2/año). Todos los datos referidos a 2014
  • Los paisanos del Sr. Trump llevan emitiendo GEI desde el siglo XVII con lo que el actual contenido de GEI de la atmósfera es responsabilidad de los estadounidenses mucho más que de los chinos; solo algunos países europeos (Alemania, Inglaterra y Francia) han hecho algo parecido. Pues ya va siendo hora de que dejen de condicionar el futuro de los demás habitantes del planeta y encima dando lecciones de todo a todos.
  • Los chinos –hasta donde yo sé- están plantando una buena cantidad de árboles que es la otra medida que es necesaria para conseguir mitigar el cambio climático. De los americanos no me consta.

En cualquier caso, unos y otros tienen que insistir en sus programas de energías renovables y no solo por esta circunstancia que comentamos sino también por razones económicas. China es líder mundial en varias tecnologías de energías renovables y siguen en esa línea haciéndose los amos de los mercados internacionales. En concreto son campeones en hidroelectricidad, fotovoltaica, eólica, solar térmica de baja temperatura y geotermia. Con la medida de Trump, Estados Unidos perderá capacidad de competencia en esos ámbitos. Como España lo ha venido perdiendo en los últimos años en todas las tecnologías y, en la única en la que todavía mantenemos el primer puesto –la electricidad termosolar- lo vamos a perder pronto por las medidas de los gobiernos del Sr. Rajoy de frenar las tecnologías renovables y, muy especialmente, la termosolar.

En resumen y para finalizar hay que decirle al Sr. Rajoy que, por favor, no siga diciendo que España apoya las políticas europeas de mitigación del cambio climático cuando, al mismo tiempo, frena el desarrollo de las energías renovables y protege e impulsa la utilización del carbón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s