EGOISMO Y MEZQUINDAD DE LOS PAÍSES RICOS EN RELACION CON LAS MIGRACIONES

La situación de desprecio a los valores de solidaridad con los seres humanos más desgraciados que está viviendo en los últimos tiempos me incita a escribir lo que sigue. Desde una visión parcial (la mía) y un desconocimiento profesional del tema; pero abrumado por la mezquindad de los países ricos del planeta.

Creo que la primera reflexión que hay que hacerse es averiguar y saber cómo se han hecho ricos los países ricos. En el caso concreto al que, específicamente, voy a hacer referencia, Europa frente a países africanos, el asunto me parece escandaloso. ¿Cuántas materias primas de alto valor han sacado -seguramente siguen sacando- Bélgica, Holanda, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y también España del continente africano? ¿Cuánto dinero vale lo que han sacado? ¿Compensaría las limosnas que le estamos racaneando a los pobres africanos que exponen su vida para buscar otra mejor en nuestro continente opulento? Para mí que no habría que hacerse esas preguntas. Bastaría con tener algo de corazón y sentido humanitario para atender a estas personas que nos miran con tanta admiración como esperanza de que les ayudemos a vivir mejor. Aunque también deberíamos preguntarnos algo más. ¿Qué futuro tienen sociedades como las nuestras con tan bajas tasas de natalidad? ¿Por qué se están abandonando pueblos enteros en el interior de la península ibérica? Y supongo que pasará algo parecido en otros países europeos. ¿Cómo no se les ocurre a nuestros gobiernos ofrecer a estas personas que se ocupen de recuperar esos pueblos y zonas agrícolas abandonadas? ¿No sería mejor que dejarlos medio abandonados en nuestras opulentas ciudades malviviendo y sintiendo que se han equivocado viniendo aquí?

En fin, que estoy abrumado por tanta miseria humana colectiva de países egoístas y con un grado de humanismo tan bajo que roza lo peor de la raza humana.

Pero lo que me saca de quicio es “lo” de Estados Unidos –el país más rico del mundo- separando a los hijos de los padres en un acto tan inhumano que debería incluirse en los delitos de genocidio. ¿Cómo un ser humano –el tan denostado Trump- tiene tan duro el corazón que le quita sus hijos a esos padres desesperados? Supongo que esos padres se rebelarán ante esa situación y si pudieran harían lo que fuera con tal de recuperar a sus hijos. Sinceramente, no puedo situarme en su pellejo y en su alma.

En fin que –para compensar- pienso en otros seres humanos que se agrupan de asociaciones humanitarias y ONGs para paliar un poco todo este desastre humano. Pero me temo –como se está viendo- que son una gota de agua en un océano de miseria y mezquindad.

Solo veo una solución. Aunque, lamentablemente, no sea a corto plazo: que los seres humanos de esos países que dejan morir –física y moralmente- a tantos seres humanos dejen de votar a esos líderes que son capaces de semejante atrocidad.

Bueno, la verdad, que empecé a escribir esto porque no puedo más con tanta vergüenza como ser humano y me siento despreciable por no hacer nada para evitar este desastre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s