Especialmente optimista ante la situación política

En contra de lo que opinan la mayor parte de los comentaristas políticos y demás especies mediáticas, yo soy muy optimista ante la situación política que se ha creado.

Me explico.

Ante la circunstancia que ya nadie puede discutir (sentencia judicial por medio) de que el partido en el gobierno y muchos de sus altos dignatarios -no dejan de serlo porque los hayan expulsado, hayan dimitido o circunstancias similares-, están implicados en varias tramas corruptas creadas para enriquecerse ellos y para financiar las actividades del partido que les ha dado (y les sigue dando) cobijo, no queda más remedio que reflexionar.

Cada uno lo hará a su manera pero lo que me hace ser optimista ante el futuro que nos espera como país es que –al menos individualmente- en esta coyuntura, cada votante se dará cuenta de la importancia que tiene su voto para el gobierno de nuestro país. No entraré en muchos detalles y matices que están en la mente de todos pero es obvio que, al margen de que el PP ha llegado a tener muchos gobiernos en base a la financiación irregular que han conseguido por estos casos –y puede que muchos más que todavía no han salido a la luz- al saberse lo que ya se sabe fidedignamente por medio de una sentencia judicial después de 9 años de pérdida de tiempo (las evidencias eran tantas que no hubieran hecho falta tantas gestiones judiciales para tener claro lo que era “vox populi”), los que fueron sus votantes seguramente se plantearan no volver a votarlos. Aunque cambien de nombre y de líderes. Por supuesto con todo el respeto a la libertad de conciencia de cada cual.

Por lo que respecta a la situación actual de moción de censura puesta por el PSOE sin tener asegurada la suficiente mayoría parlamentaria es obvio lo que dice su secretario general: tiene la obligación moral y política de pretender sustituir al gobierno actual como segunda fuerza política que es. Ahora corresponde a los 350 diputados votar en conciencia o atender solo a los intereses electorales de los respectivos partidos. Ya se ven los movimientos de distracción de cada uno de ellos. El que le sigue, Podemos, que tiene 71 diputados y que no puede presentar moción porque ya agotó el año pasado esta posibilidad dice que va a apoyar al PSOE. Supongamos que sea verdad y, como por otra parte es lógico al ver por las encuestas que va bajando querrá recuperar posiciones en la credibilidad ante los votantes.

El caso más significativo es Ciudadanos con 32 diputados. Si se sumara al PSOE y a Podemos ya estaría el asunto resuelto. Pero, dado que las encuestas le dan favoritos en unas hipotéticas elecciones lo que piensan es en ganar esas posibles nuevas elecciones. Lo que ocurre es que unas encuestas por bien hechas que estén y ya se ve que en España nunca aciertan, le darían –en todo caso- una mayoría minoritaria por lo cual para gobernar –como es lógico que deseen- necesitarían votos de otros partidos. En esto la lotería solo le ofrece la posibilidad de que les apoyara el PP aunque eso puede no estar tan claro como posiblemente piensan y hasta puede que lo sepan. Parece evidente que si no apoyan ahora al PSOE este no les va a apoyar a ellos ante una eventual opción salida de esas elecciones. Los nacionalistas parece claro que no les votarían “ni muertos”. Es decir que tampoco lo tienen tan claro. Es evidente que su cantera de votos está –sobre todo- en el actual PP por lo que si piensan en ganar unas elecciones algún día a quien tienen que debilitar es a este partido para lo cual la moción de censura es una buena ocasión; máxime cuando el argumento de la corrupción del PP que tanto han criticado “de boquilla” les permitiría recuperar su papel de “restauradores de la honradez política”. Claro que ellos piensan que también por su izquierda (PSOE sobre todo) pueden sacar bastantes votos; yo creo que no demasiados. Pero supongamos que sí, que consiguen bastantes. Y yo me pregunto, si ahora no apoyan la moción del PSOE ¿creen que muchos socialistas les iban a votar? En fin que no está tan claro que de unas próximas elecciones vaya a salir un gobierno de Ciudadanos. Con eso el no votar la moción se les podría volver en contra.

Veamos ahora las otras opciones del PSOE para que la moción salga adelante sin los votos de Ciudadanos. Con los nacionalistas catalanes (17 diputados) se quedaría muy cerca pero necesitaría los 5 del PNV o los 2 de Bildu. Sinceramente no creo que ninguno de ellos vaya a apoyar al PSOE.

Cierto es, por tanto, que es difícil que manejando exclusivamente los intereses de los partidos pueda salir adelante la moción de censura.

Por tanto, al PSOE no le queda otro remedio que hacer lo que está haciendo, es decir apelar a todos los diputados y a su responsabilidad como representantes de sus compatriotas. Es evidente que no todos van a responder a ese reto; sería demasiado ingenuo suponerlo.

Lo que es importante es que sepan que sus votantes pueden no perdonarles que sigan sosteniendo al Sr. Rajoy que ya ha hecho sufrir tanto a muchos españoles con sus mentiras, sus mensajes a varios delincuentes de su partido, y, sobre todo, por su cinismo al mantener que él no sabía nada de lo que estaban haciendo sus correligionarios en el partido del que es presidente desde hace tanto tiempo.

Por eso soy optimista en esta tesitura. Porque puede ser el comienzo –de verdad- de una nueva forma de hacer política, más ética y más pensando en el colectivo de los españoles y no solo en los que tienen sus mismas ideas e intereses.

Lo veremos en muy poco tiempo.

 

Anuncios